El método Montessori

Portada Post Metodo Montessori
Portada Post Metodo Montessori

El método Montessori es uno de los métodos educativos de más tendencia en la actualidad, ¿Has oído hablar de él? ¿Sabes en qué consiste? ¿Aplicas el método Montessori en casa? En este post te contamos todo sobre esta forma de enseñar y educar a los peques.

Pongámonos en situación

El método Montessori fue desarrollado por la educadora y médico italiana, Maria Montessori, a principios del siglo XX, y su principal objetivo es conseguir un desarrollo completo de las capacidades intelectuales, físicas y espirituales del niño. Este desarrollo se consigue a través de diferentes actividades que promueven el descubrimiento, la exploración, el juego y la práctica en un espacio preparado para ello, donde es el niño el que elige libremente el trabajo que más le interesa.

Características del método Montessori

El aula o ambiente Montessori: El espacio donde poner en práctica este método deber ser un lugar amplio, ordenado, simple, real, estético, donde todo haya sido colocado previamente según el desarrollo del niño. El mobiliario también debe ajustarse al tamaño del niño; estanterías bajas, mesas y sillas de diferentes medidas.

El profesor que en este caso se denomina “guía”, es el encargado de preparar el aula y presentar los diferentes materiales para las actividades. Su función es la de observar a cada niño y adaptar las actividades a sus necesidades, capacidades e intereses, interviniendo cada vez menos en el proceso de autoaprendizaje. Y su propósito es el de estimular el entusiasmo de los niños para el aprendizaje.

Los materiales utilizados se dividen en diferentes áreas de trabajo; materiales sensoriales, para la vida práctica y materiales para actividades académicas.

  • Los materiales sensoriales ayudan a afinar los sentidos: olor, peso, tamaño, color, sabor. Estos materiales favorecen la capacidad de percepción, la observación y crea una admiración por lo que los rodea.
  • Los materiales para la vida práctica son herramientas y materiales de su tamaño que imitan y favorecen el trabajo que se realiza en casa o en la comunidad: lavar, poner la mesa, cocinar… Con estos materiales los niños aprenden a realizar una tarea de principio a fin, desarrollan su voluntad, autodisciplina, la capacidad de concentración y la confianza en sí mismos.
  • Los materiales para actividades académicas se introducen cuando el niño haya aprendido lo necesario a través de sus sentidos y el trabajo de la vida diaria. Estos materiales preparan al niño en la lectura, la escritura, las matemáticas, la geometría, la física o las ciencias naturales.

[vc_single_image image=”22050″ img_size=”large” alignment=”center”][vc_column_text]

La filosofía Montessori entiende que las personas aprendemos mejor a través de la práctica y el descubrimiento, es por ello que se deja al niño que interactúe con los materiales que el guía le presenta sin que este intervenga. Los materiales posibilitan la repetición, lo que promueve la concentración y gracias a su control de error, muestran al niño si lo ha usado correctamente.

Clases sin interrupciones. Según María Montessori, el tiempo de trabajo debe ser de al menos 3 horas, en el que los grupos de trabajo y las actividades surgen de manera espontánea. Dado que es el niño el que elige las actividades que realiza en el aula, debería aburrirse menos, lo que potencia así su concentración y aprendizaje.

Elección personal por parte del alumno. El niño es libre de elegir el material con el que quiere trabajar de entre los que hay disponibles en al aula.  También tiene libertad para cambiar de una actividad a otra, devolviendo lo que ya no quiere a su lugar de origen.

Otra de las características que definen este método son el reparto de las aulas. Maria Montessori defendía que los niños pasan 4 periodos evolutivos desde la infancia hasta la adultez que ella llama “Planos del desarrollo”. El primer plano va desde el nacimiento a los 6 años, el segundo desde los 6 a los 12, el tercer plano de los 12 a los 18 y el último plano de desarrollo va de los 18 a los 24 años. Así pues, Montessori recomienda que el aula tenga un elevado número de alumnos y que tengas edades diferentes, siempre y cuando estén dentro del mismo plano de desarrollo y en grupos de 3 años (por ejemplo, de 6 a 9 años).

[/vc_column_text][vc_single_image image=”22051″ img_size=”large” alignment=”center”][vc_empty_space height=”42px”][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Cómo aplicar el método Montessori en casa

Una vez hemos conocido el objetivo de fomentar el desarrollo de todas las facetas del niño y las características de este método, aplicarlo en casa resulta mucho más fácil, pero, sobre todo, práctico.

Como hemos visto, para crear un ambiente Montessori, el espacio que dispongamos debe ser amplio, abierto, ordenado, real y estético. Además, todo el mobiliario (armario, mesas, sillas, estanterías, cajones, etc.) debe estar a la altura del niño para que tenga acceso a ellos y le sea fácil ordenarlo después.

Una manera de que esté todo ordenado es crear espacios para diferentes actividades, por ejemplo, un rincón de juegos donde le presentaremos los materiales justos y adaptados al desarrollo del niño. También podemos crear un rincón de lectura con sillas o cojines en el suelo y estanterías a la altura del niño donde podrá encontrar los libros que más le gustan y que iremos cambiando conforme vaya evolucionando el niño.

Esta manera de presentar los materiales a utilizar, además de ayudar a que el niño participe de manera activa en el orden del espacio una vez haya terminado de usar los materiales, favorece el interés, promueve la independencia en la exploración y el proceso de aprendizaje.

Recuerda que el niño debe ser libre de elegir el material o la actividad con la que quiere trabajar, y que una vez haya escogido, no debe ser interrumpido. De esta forma se fomenta la independencia y la concentración.

¿Has preparado algún ambiente Montessori en casa para tu peque? ¿Te animas a probarlo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 3 =

Artículos que te pueden interesar

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las noticias mas interesantes y todas nuestras novedades

Al hacer clic en el botón usted está de acuerdo con nuestra política de privacidad

× ¿Cómo podemos ayudarle?