“El inconsciente dirige tu vida por ti”

Inteligencia Emocional
Inteligencia Emocional

Si no lo descubres estás condicionando la vida de tu hijo.

No sé si has oído esto alguna vez, pero si no es así, es muy importante que lo sepas, y si ya lo has oído, tómalo como algo a tener muy en cuenta ahora que empiezas esta etapa de paternidad que tanto te ilusiona y preocupa al mismo tiempo.

Como enuncia el título hay alguien que está dirigiendo tu vida por ti, y mientras no lo hagas consciente y lo reprogrames seguirás creyendo que eliges o que decides algo por los motivos que te cuentas a ti mismo en tu mente, o que es cuestión de mala o de buena suerte, pero en realidad no es así, tu subconsciente lo está haciendo por ti, y tu mente está justificando su elección a través del dialogo interno que mantienes contigo mismo, si, esa cháchara interna que no para nunca jamás y te persigue a todas partes, ¡qué pesada, no se callará un ratito!

Te cuento, aunque déjame decirte que lo que voy a contarte deberían contárnoslo a todos en nuestra etapa educativa para poder salir con esta información tan sumamente importante al mundo en nuestro segundo nacimiento, la adolescencia, ¿Te has preguntado por qué no lo hacen?… Esa etapa donde nos sobran los padres, sus discursos y sus normas, y solo queremos encontrar nuestro grupo de pertenencia,  el único que nos entiende, y pasar con ellos todo el tiempo posible, ¿te suena?… A no ser que justamente todo lo vivido en tu etapa de crianza te haya llevado a ser un adolescente más retraído al que le ha costado o cuesta todavía encontrar ese grupo al que pertenecer y sentirse reconocido y ha vivido su adolescencia intentando encajar y ser aceptado en algún lugar, dando tumbos de un grupo a otro, o simplemente refugiándose en su mundo interior y no queriendo salir a fuera. ¿Cuál ha sido tu caso?… De cualquier forma es quien te ha convertido en el adulto que eres y en el padre/madre que vas a ser, o ya eres.

Tus hijos te aprenden a ti

Yo no se cual ha sido tu caso, ni se en que momento de tu vida estas leyendo este artículo que lo único que pretende es poner un poco de luz en tu día a día, y muy particularmente en la partes de tu vida que no acaban de funcionar o simplemente te gustaría mejorar para que tus hijos puedan ver lo mejor de ti. Como yo siempre digo y diré a todos los padres que acuden a sesiones conmigo: “El mejor regalo que unos padres pueden hacer a unos hijos es haberse sanado como hombre o mujer”, y a continuación les recuerdo: “Tus hijos te aprenden a ti”. Por eso cuando me preguntan para quién es más necesaria la educación en inteligencia emocional y el funcionamiento de nuestra mente, a día de hoy como estamos socialmente y sin dudar digo, para los padres o adultos en general, docentes, dirigentes… porque es de ellos de los que van a nutrirse emocionalmente los niños, y sobre ellos vamos a proyectar los adultos nuestros conflictos internos y nuestras expectativas.

La calidad afectiva que recibimos de niños hace la diferencia del adulto que seremos, así de importante es la inteligencia emocional y haberse sanado como padres para contribuir de la forma más sana posible en el desarrollo de su personalidad.

En todo este proceso el subconsciente juega un papel determinante, y la adolescencia como etapa de salir al mundo e ir emancipándonos de nuestros padres. Es en esa etapa cuando estamos haciendo la criba de forma consciente o no de lo vivido, esto me lo quedo, esto lo desecho, esto me gusta, esto lo odio, de todo lo que han aprendido en casa durante la etapa de crianza, de las figuras más importantes que han formado parte de ella, y de todo su entorno más cercano, muy especialmente de papá y mamá, y de como ellos se relacionaron con sus padres, tus abuelos, y con el mundo. Reafirmando así nuestra personalidad, la que fuimos conformando en nuestra más tienda infancia a través de nuestra vivencias y los estímulos que recibimos.

Recuerdas, tus hijos te aprenden a ti, y tu aprendiste a tus padres, y tus padres a los suyos, y así echemos la vista atrás lo que quieras. Hacer consciente y revisar nuestra historia es muy importante, aunque en realidad, todo lo que necesita ser visto y resuelto se va dando en nuestro presente en forma de conflictos con los demás y con el mundo en general. Es decir, la vida nos lo va mostrando a través de todo eso que no nos gusta y no sabemos como cambiarlo por mucho que lo hemos intentado, y sigue generándonos estrés, ansiedad o conflictos en nuestras relaciones con el otro. ¿Te ves reconocido?, ¿tu mente te ha traído algún recuerdo o tema que llevas tiempo queriendo que sea distinto?… Coge papel y boli o ese maravilloso móvil de última generación que tienes y anótalo, en algún momento te será muy útil.

Crianza Consciente. Sanarse para educar

La clave está en el subconsciente

Ahí está  almacenada la base de datos más grande que puedas imaginar, ríete tú de los servidores de Google, y te lo digo muy en serio, no voy a entrar en cifras porque eso no es lo importante, pero has de saber que toda tu historia personal, la de tus ancestros y la de la evolución de la especie humana en general está “almacenada” en esa base de datos que dirige tu vida por ti, ella toma el mando ante tus decisiones y elecciones en base a su programa principal: supervivencia, y en segunda instancia: placer o dolor. Muy resumidamente sería, nos alejamos de lo que nos produce dolor, para no sufrir o morir, MIEDO, y nos acercamos a lo que nos produce placer, AMOR, es decir a los que amamos. Todo lo que piensas, sientes, dices, crees, imaginas, y haces viene de la información que tienes guardada en tu mente subconsciente, ¿te haces una idea de lo importante que es hacerla consciente?…

Tú no decides nada, lo hace ella por ti en base a la información que tienes guardada en forma de creencias, valores, miedos, heridas y sombras que fuiste guardando ahí a medida que ibas creciendo intentando protegerte de lo que un día te hizo sufrir y te generó dolor, aunque ahora tú ni lo recuerdes o conscientemente creas que es porque has tomado una decisión consciente. Nada es lo que parece…

Y ahora viene lo más importante, “cuando tus decisiones o voluntades conscientes están en oposición a los programas que guardas en tu mente subconsciente no vas a poder cambiar.”

 La inteligencia emocional ha venido para quedarse y es un competencia que irá aumentando su presencia en muchos ámbitos de nuestra sociedad, pero desde mi experiencia profesional, antes de aprender técnicas de inteligencia emocional que en parte pueden ayudarte para guiar mejor a tus pequeños, y en próximos post de hablare de ellas, primero, tienes que cambiar esos programas inconscientes que formaste a través de tus vivencias, cambiar esas creencias que se activan solas dirigiendo tu vida por ti para protegerte de tus miedos y heridas. Mientras no lo hagas seguirás repitiendo patrón y no podrás tener una gestión eficaz de tus emociones, de tu mente, ni de tu cuerpo, y en consecuencia, de tu actitud, de tus acciones y de tus resultados. Créeme que se de lo que hablo…

La buena noticia es que puedes cambiar esa programación que llevas en tu inconsciente y te está impidiendo vivir desde tu mejor versión, y ser la mamá o el papá que quieres ser para tus hijos, desarrollar al máximo tu potencial sin tanto esfuerzo y autosabotaje, y hacer que la vida sea mucho más fácil y alegre, dejando atrás el miedo a sufrir, a no ser suficiente, a no poder, a no tener, a no llegar, al que dirán, a que pensarán, a que no me quieran a que me rechacen, a que me abandonen…

Los impactos emocionales no resueltos modifican las células y en consecuencia el ADN, que luego se heredan genéticamente, esto también es ciencia. ¿Verdad que quieres un mundo mejor para tus hijos a los que tanto amas? Pues tu única responsabilidad es ser ese cambio que quieres ver en el mundo, como nos dijo Gandhi.

Espero haberte hecho reflexionar y cuestionarte algunos de los viejos paradigmas, y haber sembrado en ti la semilla de la curiosidad y de la investigación, y si es posible la de la voluntad de empezar tu propio proceso de autoconocimiento para que puedas vivir en plenitud y ser el faro que tus hijos necesitan, que no es otro que el que tú necesitaste de los tuyos.

Pero recuerda, el camino siempre es hacia dentro, nunca hacia fuera.

Otra forma de vivir es posible, doy fe. Un inmenso abrazo de corazón!!

Carmen Boix

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × 5 =

Artículos que te pueden interesar

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las noticias mas interesantes y todas nuestras novedades

Al hacer clic en el botón usted está de acuerdo con nuestra política de privacidad

× ¿Cómo podemos ayudarle?