Seguridad en el hogar para niños

Baby 84552 1920
Baby 84552 1920

Durante los primeros años de vida de un niño lo más importante para los padres es mantener su seguridad. La seguridad se convierte en una prioridad y es en el hogar dónde se debe empezar a buscarla.

Según las estadísticas es en el hogar dónde los niños tienen más accidentes. Los más frecuentes son caídas (41,4 por ciento), aplastamientos, cortes y desgarros (22,6 por ciento), golpes o choques (13,0 por ciento), por efectos térmicos o quemaduras (9,6 por ciento) y por esfuerzos físicos o agotamiento (4,2 por ciento).

Respecto al rango de edad son los niños de hasta cuatro años los que están más expuestos a estos accidentes. El Ministerio de Sanidad y Consumo ha elaborado una especia de guía con algunas medidas básicas que te exponemos a continuación:

No dejar a los niños nunca solos. Hay que evitar que el niño permanezca solo y sin vigilancia mucho tiempo en cualquier habitación y hay que extremar esta medida en el caso del baño.  Nunca se llenará la bañera más de lo necesario ni se debe descuidar a los pequeños en el proceso.

En este sentido en piscinas, balsas, pozos y playas hay que mantener la vigilancia. Si tenemos una piscina en el hogar debe estar vallada. Incluso es conveniente estimular la enseñanza de la natación a edades tempranas y no olvidemos respetar los tiempos de la digestión, no es un mito y afecta fuertemente a los más pequeños.

Los juguetes. Hay que seguir las recomendaciones sobre las edades en los juguetes que se les compra a los pequeños. Los juguetes seguros son aquellos que no contienen piezas cortantes, ángulos puntiagudos ni están fabricados por materiales tóxicos.

Proteger los enchufes de la red eléctrica. Es muy posible que no se les pase por la cabeza meter los dedos en un enchufe, pero más vale prevenir. Existen pequeños aparatos para evitar esta desafortunada idea.

Cuidado con el fuego. En la cocina y con el uso de estufas y hornillos de gas hay que tener especial cuidado. Evitar que los niños se acerquen a cualquiera de estos elementos.

La curiosidad de los pequeños por explorar el mundo que los rodea exige una constante vigilancia por parte de los padres.  Incluso en el hogar existe una gran diversidad de elementos habituales con los que los pequeños pueden hacerse daño, medicinas, bolsas de plástico, productos de limpieza. Debemos procurar mantener a los niños alejados de estos peligros. La seguridad de los niños en el hogar comienza con la obligación de los padres de proveer esta tranquilidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × three =

Artículos que te pueden interesar

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las noticias mas interesantes y todas nuestras novedades

Al hacer clic en el botón usted está de acuerdo con nuestra política de privacidad

× ¿Cómo podemos ayudarle?