Lo que no se debe hacer durante la lactancia

4276551958 C10acb4719 Z
4276551958 C10acb4719 Z

La leche materna es esencial para el niño durante su primer año de vida, de ella depende el adecuado crecimiento físico, desarrollo de las facultades intelectuales y refuerzo de su sistema inmunológico.

Los malos hábitos afectan la leche materna ya que se podrían transmitir sustancias nocivas al bebé cuando amamanta, por lo tanto, la madre debe contar con una dieta balanceada en la que se incluyan cereales, verduras, frutas, lácteos, carnes, gradas y agua, ya que literalmente todo que ingiera le será dado al niño a través del pecho.

Tabaco

Varios estudios señalan que la leche producida por madres que fuman, sabe y huele a tabaco al cabo de media hora después de fumarse un cigarro.  La leche materna ofrece protección contra las infecciones respiratorias en los bebés que viven en hogares donde se fuma. Las infecciones respiratorias son mucho más comunes en bebés expuestos a humo de tabaco ambiental, o al tabaquismo pasivo. Las madres que fuman deberían ser alentadas a amamantar a sus bebés y a tratar de fumar lo menos posible.

El efecto estimulante de la nicotina, el bebé está menos predispuesto al reposo y el sueño, motivo por el cual debes evitar el cigarrillo en las horas que preceden a la hora habitual de su siesta o la de su sueño nocturno.

  • Alcohol

Los mismo pasa con el consumo de alcohol durante la lactancia. Las bebidas alcohólicas que consuma la madre lactante pueden afectar notablemente al cerebro del bebé, en plena formación, e interferir en el desarrollo neuronal, afectando permanentemente sus facultades intelectuales.

  • Cafeína

El consumo de bebidas con cafeína es habitual. Las mujeres lactantes pueden consumir una o dos bebidas con cafeína como café, te o refrescos de cola, sin llegar a afectar a su bebé.

Esta sustancia estimula el sistema nervioso y si el niño lo consume podrá manifestar su malestar a través de cólicos, falta de sueño, nerviosismo, irritabilidad o falta de apetito.

  • Medicamentos

Es una de las prohibiciones difíciles de cumplir. La madre no puede evitar enfermarse o sentir algún tipo de dolor y recurrir algún medicamento que le ayuden a curarse.

La recomendación es no tomar medicinas si presenta un malestar menor o de corta evolución, como una gripe o diarrea, ya que son enfermedades que el organismo elimina de forma natural. Sin embargo, el médico puede recetar medicamentos indicados para evitar daños a la leche materna.

La leche materna es primordial para el bebé, contiene carbohidratos, proteínas, enzimas digestivas, minerales, vitaminas, anticuerpos y hormonas necesarias para su crecimiento y desarrollo. Evitar el consumo de estos productos es un esfuerzo que evitará que la calidad de la leche disminuya.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =

Artículos que te pueden interesar

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las noticias mas interesantes y todas nuestras novedades

Al hacer clic en el botón usted está de acuerdo con nuestra política de privacidad

× ¿Cómo podemos ayudarle?