Crianza con apego

Crianza Con Apego
Crianza Con Apego

Si estás embarazada o tienes hijos pequeños, seguro que has oído hablar de la crianza con apego. Aunque esta no es nueva, ya que se empezó a desarrollar tras la II Guerra Mundial por el psicoanalista británico John Bowlby, está muy en boga en la actualidad. Y es que, gracias a numerosos especialistas y estudios llevados a cabo por ellos, hemos podido conocer poco a poco los efectos positivos que tiene en el niño seguir una crianza basada en la cercanía y la atención continua.

Qué es la teoría del apego

Según este psicoanalista, la Teoría del apego “es una forma de conceptualizar la tendencia de los seres humanos a crear fuertes lazos afectivos con determinadas personas en particular y un intento de explicar la amplia variedad de formas de dolor emocional y trastornos de la personalidad, tales como la ansiedad, la ira, la depresión y el alejamiento emocional que se producen como consecuencia de la separación indeseada y de la pérdida afectiva”. Es decir, la Teoría del apego estudia los vínculos que se crean entre el bebé y sus padres o cuidadores y los efectos que tiene en ellos la pérdida afectiva o la separación.

Durante los primeros años de vida del bebé, éste necesita sentirse seguro y por eso busca refugio en otra persona. Es en esos momentos cuando aparecen los lazos emocionales con quien cubre sus necesidades físicas y emocionales. Criar con apego es una filosofía de crianza natural, paciente, ofreciendo amor, entendiendo las necesidades del bebé y haciéndole sentir seguro para crear una fuerte conexión y sentar las bases para que consiga relaciones empáticas cuando sea adulto.

Los principios básicos de la crianza con apego

Para establecer esta filosofía hay que seguir 8 principios básicos llamados las “8 B”, por su nombre en inglés:

  1. BIRTH BONDING o Lazos afectivos desde el nacimiento

Los lazos afectivos deben establecerse desde el mismo momento del nacimiento, favoreciendo el contacto piel con piel de la madre o padre con el bebé.

  1. BREASTFEEDING o Lactancia materna

Según la OMS, la leche materna es el alimento más completo desde el punto de vista nutricional que puede tomar el bebé, por lo que se recomienda que se tome en exclusiva durante al menos los primeros seis meses de vida. Además, siempre que sea posible se recomienda empezar con la lactancia materna nada más nacer, favoreciendo de esta forma el vínculo que se crea con la madre desde el nacimiento.

  1. BABYWEARING o Llevar al bebé en brazos

Un bebé que ha pasado 9 meses en el vientre materno, se siente más protegido cuando es porteado por sus padres, bien en brazos o con las herramientas necesarias para un porteo seguro. De esta forma, conseguimos que el bebé se estrese menos y descanse mejor.

  1. BEDING CLOSE TO BEDING o practicar colecho 

Dormir cerca del bebé evita la angustia de separación que puede sufrir el bebé aportando tranquilidad y seguridad, y favorece la lactancia materna del bebé que es amamantado, ya que tiene acceso al pecho en cualquier momento.

  1. BELIEF IN THE LENGUAGE VALUE OF YOUR BABY’S CRY o confiar en el valor de su llanto como lenguaje

El bebé se comunica con nosotros a través del llanto: cuando tiene hambre, cuando tiene sueño, cuando necesita que le cambien el pañal, cuando tiene frío… pero también cuando necesita caricias, seguridad o estar en contacto con sus padres. Hay que saber interpretar este llanto para satisfacer la necesidad de cada momento.

  1. BEWARE OF BABY TRAINERS o ser flexible a la hora de inculcar hábitos en el niño

La crianza con apego no es una crianza rígida, debe ser flexible a la hora de inculcar los hábitos en el bebé, es decir, no hay que forzar al bebé a que duerma o coma cuando no lo desean, pero tampoco significa que no haya que establecer ciertas rutinas para que se habitúen al día a día.

  1. BALANCE o mantener un equilibrio

Hay que saber mantener un cierto equilibrio para que la educación no sea ni muy restrictiva ni muy permisiva. Hay que guiar, no imponer, mostrarles las consecuencias naturales de sus actos y enseñarles el valor del respeto y la educación, teniendo en cuenta sus necesidades.

  1. BOTH o mamá y papá (ambos) participan en el cuidado del bebé

La participación de ambas figuras, padre y madre, debe ser equitativa tanto de día como de noche. Crear un ambiente de seguridad y confianza entre los padres asegura la misma relación de respeto con el bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que te pueden interesar

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las noticias mas interesantes y todas nuestras novedades

Al hacer clic en el botón usted está de acuerdo con nuestra política de privacidad

× ¿Cómo podemos ayudarle?